IU le solicita al Alcalde que le rebaje la acera a un vecino en silla de ruedas

Compartelo
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Manuel de 87 años y en silla de ruedas lleva años esperando por esta promesa del Alcalde

Izquierda Unida (IU) en La Laguna ha puesto en marcha una campaña de recogidas de firmas dirigida al perfil del Alcalde en change.org con el objetivo de conseguir 500 firmas para que este caso sea retomado por el Alcalde tras varios años sobre su mesa. La formación lagunera ha expresado que con esta iniciativa pretenden ayudar para solucionar un problema que la administración local lleva años obviando.

Manuel Peña Delgado vive en el número 37 de la Avenida Menceyes, aquí en La Laguna. Manuel siempre se ha dedicado a las líneas de alta tensión, ahora jubilado y a sus 87 añosle gusta dejarse ver por el Barrio charlar con los vecinos, comprar el pan y “comentar la juagada” con los trabajadores de la obra.

Manuel vive ahora con su hijo después de haber pasado algún tiempo en el Hogar Santa Rita en el Puerto de la Cruz: “Estoy más contento aquí, vivo a gusto con mi hijo y no me siento para nada un estorbo” afirma. Su hijo cuida de él con mucho cariño y presume de la fuerza que aún conserva a pesar a su avanzada edad.

Hace cuatro años ,debido a su diabetes, Manuel perdió el pie y parte de la pierna y se mueve gracias a una silla de ruedas que maneja con pasmosa destreza. Gracias a su empeño y el de su hijo han superado pequeñas y grandes dificultades. Pidiendo excedentes de obra construyeron entre los dos una rampa para salvar los dos escalones que daban acceso a su casa. Unas tuberías pintadas de verde, ancladas a la fachada y a unos tablones permiten a Manuel subir a pulso los 80 centímetros de rampa:“Amenazaron con denunciarnos por haber hecho una obra ilegal pero aquello quedó en nada” cuentan con alivio.

Y es que los problemas de movilidad son un escollo que a veces cuesta superar, como el bordillo de la acera más cercano a su casa, de más de 20 centímetros y sin paso rebajado. Tratar de bajar y subir solo y sin ayuda ese bordillo es una misión imposible y peligrosa: “es eso o quedarme en casa”, dice Manuel.

Las instituciones parece que no han ayudado a hacer más fácil y accesible el día a día de Manuel: “ Servicios Sociales me dijo que yo salí del centro de mayores por propia voluntad, que era toda la ayuda que podían darme, pero yo quiero vivir en mi casa” Comenta con irónica sonrisa.

También han solicitado ayuda al Ayuntamiento de La Laguna para rebajar el cruce entre la Avda Menceyes y la calle Párroco García Pérez: “Llevo años diciendoselo al Alcalde. Me promete que el tema está encima de su mesa, pero en su mesa deben seguir…” El problema parece ser que hay varias arquetas de luz y de agua y que la obra requiere un mínimo de complicación. Proponen a Manuel que vaya a la siguiente manzana para poder cruzar a la otra calle, suba otra vez cuesta arriba con su silla y vuelva a enlazar con Menceyes… Pero Manuel cree que por poco dinero se podría rebajar, al menos parcialmente, esos 20 centímetros que son un verdadero muro para él: “Si me dan los materiales yo mismo lo arreglo en un mañana, me llamaban el gato de lo mucho que trabajaba en la alta tensión” comenta con cierta impotencia.

Lo cierto es que parece increíble que el alcalde de La Laguna, Fernando Clavijo, no haya movido un dedo por ayudar a Manuel con el paso rebajado después de haber prometido en varias ocasiones que lo haría. Tanto Manuel como su hijo han pagado de su bolsillo las modestas adaptaciones que han hecho, con mucho ingenio, en su casa. Desde el Ayuntamiento dicen que la Avda Menceyes es una travesía y que por lo tanto es el Cabildo de Tenerife el responsable de los arreglos que en ella hayan de hacerse.

De momento parece que los papeles se van a seguir amontonando en la mesa del alcalde y Manuel seguirá esperando que le faciliten mínimamente salir a dar su habitual paseo matutino por el barrio de Barrio Nuevo.