LA FISCALÍA PROVINCIAL DE MEDIO AMBIENTE FORMULA DENUNCIA ANTE EL JUZGADO NÚMERO 1 DE GÜÍMAR

Compartelo
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Fiscalía Provincial de Medio Ambiente remite la denuncia de IU al Juzgado número 1 de Güímar y formula denuncia contra Aqualia (empresa concesionaria del servicio) y contra el Ayuntamiento por unos hechos que pudieran ser constitutivos de delito.

El pasado día 10 de Julio, Izquierda Unida presentó una denuncia por la rotura del emisario de Las Caletillas y por la existencia de graves deficiencias en las labores de vigilancia, control y mantenimiento de los emisarios de la zona y la fiscalía lo ha remitido al juzgado de Güímar para su unión a la denuncia presentada en su día por hechos similares en el emisario de San Blas, en Candelaria.

Según la información que nos ha notificado la Fiscalía de Medio Ambiente, la denuncia, por unos hechos que pudieran igualmente ser constitutivos de delito, ha sido remitida al Juzgado de Instrucción nº 1 de Güímar, en donde se tramitan las diligencias previas nº 46/2013 de la denuncia presentada en su día por los mismos hechos relacionados con el emisario de San Blas.

Asimismo, la Fiscalía manifiesta que del contenido de la denuncia y documental adjunta, resulta que los hechos denunciados pudieran ser constitutivos de un delito contra los recursos naturales y el medio ambiente previsto y penado en el artículo 325 y 331 del Código Penal, sin perjuicio de ulterior calificación.

Finalmente, la Fiscalía acuerda formular denuncia ante el Juzgado de Instrucción nº 1 de Güímar por los hechos expuestos y sin perjuicio de otras responsabilidades que pudiera derivarse contra los denunciados o distintas personas si así resulta de la investigación judicial.

Hay que recordar que el IU presentó en su momento denuncia, también, por los vertidos del emisario de San Blas, el 26 de Junio de 2012, y, como consecuencia, la Fiscalía de Medio Ambiente formuló denuncia nº 251/12 por un presunto delito contra los recursos naturales y el Medio Ambiente, denuncia que remitió al Juzgado de Instrucción de Güímar y a la que ahora une la denuncia por los hechos del emisario de Las Caletillas.