IUC Granadilla se opone rotundamente a la construcción del Circuito del Motor de Atogo

Compartelo
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La primera piedra del circuito del motor en Atogo fue colocada este pasado martes ignorando el descontento de una mayoría social

2016040615483566833

En Granadilla a 1-09-2016. La Asamblea de Izquierda Unida Canaria en Granadilla lamenta que la imagen publicada este martes en la prensa local con la colocación simbólica de la primera piedra de la obra para construir un circuito del motor en Atogo no sea en realidad  la primera piedra en la construcción de la necesaria residencia para personas mayores prevista desde hace mucho tiempo en El Médano, o la buena noticia que hubiera sido el reinicio de las obras de Los Abrigos,  que tiene al pueblo pesquero granadillero paralizado desde hace casi un año.

La formación de izquierdas no entiende que los responsables de que no haya a esta alturas un hospital en condiciones en la comarca sur -después de más de 20 años de mentiras y esperanzas- vendan como algo fabuloso un innecesario, peligroso y derrochador de petróleo circuito del motor. Declaraciones como las de la  consejera del Cabildo del área de Deportes, Doña Cristo Pérez, afirmando que “Tenerife respira a gasolina” son una verdadera  aberración, pero también un reflejo de la realidad que espera a la ciudadanía. Destruir más de un millón de m2 de terreno natural y productor de alimentos para la población es un crimen contra Canarias, sobre todo concediendo una licencia de construcción y explotación por 40 años a un conglomerado empresarial italiano de dudosa reputación, lo que es un insulto a la población de Tenerife y muy en especial al digno y humilde pueblo de Atogo, que carece de instalaciones y recursos básicos.

IUC que cuenta con un concejal en el municipio, Félix Hernández Miranda,  y una asamblea consolidada, mantendrá una oposición clara y firme contra este circuito controlando que se cumpla la ley, de manera que la obra y el posterior uso de esta instalación afecte lo menos posible al modo de vida de la vecindad y que al menos, esos puestos de trabajo sean de calidad y en beneficio de los habitantes de Granadilla.