La ACP denuncia que la deuda de Pamarsa está “fuera de control” por la gestión de PP y CC

Logo Asamblea Ciudadana Portuense
Compartelo
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Las aportaciones del Ayuntamiento a la empresa en los últimos tres años fueron de casi 2,5 millones, más del doble de lo previsto

La Asamblea Ciudadana Portuense (ACP) denuncia que, en los últimos tres años, el gobierno municipal (PP-CC) ha destinado 2.470.390 euros a tapar los agujeros económicos provocados por su mala gestión en Pamarsa, cuando el Plan de Saneamiento de la empresa pública preveía unas aportaciones de únicamente 1,2 millones (400.000 euros al año) para acabar con toda la deuda. Para el portavoz de la ACP, David Hernández, el hecho de que los recursos efectivamente aportados por el Ayuntamiento a Pamarsa sean más del doble de lo planificado revela que la situación financiera de la empresa está “fuera de control”. A su juicio, es inconcebible que cada portuense haya tenido que aportar 83 euros en impuestos para pagar deudas que no se terminan de saldar nunca, y se pregunta cuántas necesidades de la ciudadanía se podrían cubrir con este dinero.

Hernández expresa su preocupación por que el Partido Popular y Coalición Canaria se salten de una manera tan flagrante el Plan de Saneamiento aprobado por ellos mismos en el Pleno municipal, así como por el alto importe aportado a Pamarsa, al que hay que añadir los pagos que el Ayuntamiento realiza mensualmente por buena parte del personal de la empresa y que se contabilizan aparte. Pamarsa es, en su opinión, “un caballo desbocado que adquiere cada vez más deudas”, lo que “pone en peligro el futuro de los trabajadores”. En este sentido, la Asamblea Ciudadana Portuense se suma a la petición realizada por la Intervención municipal para que se realice una auditoría de la deuda de Pamarsa que determine la situación exacta de la deuda de la entidad. Para Hernández, esta auditoría permitiría saber cuánto le está costando a la ciudadanía portuense la mala gestión de CC y PP y constituiría una herramienta fundamental para frenar la sangría económica de la empresa.

El portavoz de la ACP subraya que este no es el único incumplimiento del gobierno municipal respecto a Pamarsa. Así, recuerda que en el Plan de Ajuste del Ayuntamiento de 2012 se acordó ir reduciendo a razón de un 10% al año las aportaciones a la empresa y los servicios prestados por esta. Sin embargo, señala, no solo no se han reducido, sino que no han parado de aumentar: Pamarsa ha pasado de tener 120 trabajadores a tener 179, ha aumentado un 26% los servicios prestados en el Lago Martiánez y ha asumido nuevos servicios de hostelería. Más allá del fondo de las medidas establecidas en el plan, Hernández considera preocupante la falta de capacidad o de voluntad de PP y CC para cumplir sus propios acuerdos.

Para Hernández, la forma de defender Pamarsa y proteger a sus trabajadores no es contratar injustificadamente y aumentar sus tareas sin control, sino llevar a cabo una gestión eficaz. A día de hoy, asegura, la Asamblea Ciudadana Portuense sigue sin entender el rechazo del gobierno de Lope Afonso a su propuesta de contratar un gerente que pudiera enderezar el rumbo de Pamarsa. “Probablemente las partidas para tapar la deuda habrían sido sustancialmente menores si hubiera un especialista gestionando la empresa, en lugar de un concejal sin ninguna experiencia en el sector”, sostiene Hernández.