Sí se puede e IUC denuncian la pasividad de la consejera de Política Territorial ante los vertidos del Polígono de Güímar

Denuncia vertidos P Güímar rp
Compartelo
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La izquierda alternativa del Valle de Güímar denuncia la pasividad del Gobierno de Canarias ante un problema de vertidos tan grave

Santa Cruz de Tenerife, a 6-07-2017. Sí se puede e Izquierda Unida Canaria (IUC) denuncian la pasividad de la consejera de Política Territorial Sostenibilidad y Seguridad, del Gobierno de Canarias, Nieves Lady Barreto, ante los vertidos del Polígono Industrial de Güímar. La crítica de ambas organizaciones se extiende también a la Agencia Protección del Medio Urbano y Natural (APMUN) en un asunto que afecta al litoral de Tenerife desde hace cuatro décadas.

En este sentido, ambas organizaciones exigen a la APMUN que ejerza su fundamental competencia de controlar que las empresas que producen vertidos líquidos tóxicos cuenten con su propia depuradora y depuren efectivamente, antes de verter las aguas residuales a la red de saneamiento del Polígono. Ambas organizaciones enfatizan que en este caso corresponde intervenir, como hizo el Gobierno de Canarias cuando mantuvo activa una auditoría que obligó a determinadas empresas a instalar sus propias depuradoras y penalizó a las que no cumplían con la normativa; durante ese periodo, el nivel de contaminación se redujo.

Es inaudito que quienes tienen potestad y poder para buscar y ejecutar soluciones reales no se hayan pronunciado o ni si quiera hayan empezado a trabajar en la solución de un grave problema medioambiental y de salud pública, que, además, amenaza con el cierre de uno de los motores económicos de la Isla, con la consiguiente pérdida de puestos de trabajo.

“¿Qué han estado haciendo los responsables de Política Territorial, Medio Ambiente y Sostenibilidad estos últimos años? Es increíble que a día de hoy continuemos con un problema que podría haberse solucionado con voluntad política”, señala Agustín Espinosa, concejal de Sí se puede en Candelaria.

Además, Francis Hernández, concejal de IUC en el municipio de Arafo, matiza que “las administraciones canarias nunca se encontraron desamparadas ante este problema, ya que en 1996 incluso la Unión Europea destinó unos fondos para mejorar el sistema de depuración. Nunca se hizo nada con ese dinero en el Polígono Industrial, lo cierto es que no se sabe qué pasó con ese dinero ni a dónde fue a parar, por lo que, de no justificarse, podríamos estar ante otro delito por parte de quienes ostentaban el poder en esos años”.

Esta dejación de funciones, no sólo por parte de quienes hoy ostentan un cargo, sino de todas aquellas personas que los precedieron, castigará a miles de empleados de las diferentes empresas que se alojan en el Polígono y que podrán verse engrosando la cifra de parados si en un plazo de nueve meses no se frena el flujo continuo de vertidos sin depurar al mar. Por eso, la izquierda alternativa del Valle de Güímar solicitará los expedientes de la auditoría realizada en la época de Emilio Alsina y los documentos en los que se refleja que la UE destinó una subvención al Gobierno de Canarias y en qué fue invertido ese dinero.

Por su parte, la concejala de Sí se puede en el Ayuntamiento de Güímar Lourdes Galindo asegura que “los municipios del Valle exigimos la implicación de las administraciones responsables para solucionar este problema de forma definitiva; llevan décadas pasándose la pelota de unas a otras mientras juegan con la salud de la ciudadanía, el territorio y, ahora mismo, con los puestos de trabajo que están amenazados por el cierre del polígono”.