IUC en Tenerife propone presupuestos participativos en el Cabildo

Compartelo
  • 42
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Los presupuestos participativos son una herramienta de empoderamiento de la ciudadanía en la toma de decisiones para redefinir un nuevo modelo de isla

Santa Cruz de Tenerife a 12-09-2018. La ciudadanía está acostumbrada a que la clase política gobernante ajuste los presupuestos cada año según su conveniencia o criterio, ignorando en muchas ocasiones las necesidades de la población. Se definen a puerta cerrada y el debate sobre su planificación es inexistente para la ciudadanía, lo que provoca un severo desconocimiento de la materia.

Hablar de presupuestos, por ello, es una tarea realmente difícil ya que no hay una familiarización con los términos ni costumbre de análisis de los mismos. Los presupuestos son la herramienta que desarrolla y planifica el futuro de la isla, dejar la misma en manos de una cúpula política que tiende a favorecer a las oligarquías es hipotecar el futuro de la mayoría social de Tenerife.

Se hace imperativo plantear unos presupuestos participativos para integrar a toda la ciudadanía en el proyecto de construcción social de la isla cada año. Los presupuestos participativos alteran la democracia fortaleciéndola, ya que convierten a la ciudadanía en protagonista activa en los asuntos de interés general y común.

La formación de izquierdas propone que los próximos presupuestos del Cabildo puedan ser participados por el conjunto de la población tinerfeña “empleando todos los instrumentos al alcance (desarrollo de TICs, consultas, etc.), fomentando desde la institución talleres formativos que integren a la ciudadanía en la compleja mecánica legal presupuestaria” en palabras del coordinador de IUC Tenerife Saúl Alberola.

Izquierda Unida ha impulsado y desarrollado en los diferentes territorios en los que ostenta responsabilidad de gobierno este tipo de procesos participativos de carácter universal, auto reglamentado, vinculantes y con mecanismos de seguimiento y rendición de cuentas. Por eso, la formación de izquierdas es consciente de que lo único que se requiere para llevarlo a cabo es voluntad política.