La igualdad real de las mujeres no se consigue con declaraciones de intenciones; son necesarias políticas y presupuestos reales. Es imprescindible una profunda transformación de los valores y principios imperantes, que consolidan la desigualdad y banalizan la violencia contra las mujeres. Estamos acabando este año 2016, sin percibir avances ni políticos, ni sociales para la…